Derepente otoño

Después de un día de sol y brisa llegó hasta nosotros el otoño. Un otoño fugaz, en forma de piel de gallina y olas amenazantes. Al fondo Estambul. Estambul es una ciudad eterna, eterna en el tiempo, pero también en tamaño y a veces no la consigues despegar de los pies, y otras veces no la consigues despegar de la vista.

0  :

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr