venganza

Cuando invito a mis padres a comer a mi casa siempre les pongo lo mismo. Un enorme plato de espinacas hervidas, y mirándoles a los ojos les digo, "y que no quede ni una".

2  :

Anónimo dijo...

jajaja... muy bueno

Anónimo dijo...

pues a mi me gustan..............

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr