Reconciliación con un Dios menor

Como Dios es más grande y más sabio que nosotros, tratar de adivinar lo que piensa es como que una hormiga trate de adivinar lo que pienso. 
En el hormiguero de mi jardin me pasé dias observando a las hormigas, tratando de ver cuáles eran buenas y cuales eran malas pero todas me parecían igual, entonces empecé a matarlas a todas, las maté con agua, con gasolina y con la podadora y para ser sincero creo que me puse como loco con la pala.. Esas hormigas hubieran podido adorarme todo el día, y no escuche, y no pudieron hacer nada al respecto. y creo que pasa lo mismo con nosotros, tampoco podemos hacer nada. ¿para qué preocuparnos? Creo que solo podemos vivir una vida con tanta amabilidad y decencia como podamos y no pensar que Dios está junto a nosotros con una pala gigante.

1  :

neyoka dijo...

Qué bueno!

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr