De sueños y otras cosas intangibles

Ayer soñé contigo. Me digiste como te ibas a llamar y a qué te ibas a dedicar. He reconocer que al principio no me gustó tu nombre, hasta que te llamé por el. Luego no podrías haber tenido otro. Me enorgulleció tu profesión,... no en si misma, si no lo que representaba respecto a mi.
 
Hoy soñé con tu bisabuelo. Le dolían las rodillas. Con casi 95 años hay quien diría que eso es algo normal. Pero seguramente a estas alturas tu ya sabes que no es así.

No se que soñaré esta noche. Pero si no nos vemos, ya sabéis que os quiero. Da recuerdos.

2  :

Anónimo dijo...

Me ha encantado...
No sabía que tenía tan cerca a un poeta..

Jorge Miente dijo...

¿Cómo de cerca? :?

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr