Con los pies en el suelo

Llevo tres días con los pies en el suelo y la cabeza en el cielo. Estoy tan triste. Espero que ya hayas llegado. Yo seguiré un tiempo más aquí si me lo permiten. Me quedan cosas por hacer. A ti también te quedaban, estoy seguro. Siempre es temprano, supongo. Ahora estás bien. Tienes que estarlo. Espero soñar contigo pronto, darte un beso y un abrazo. Te quiero. Te echo tanto de menos. Espérame, llegaré, pero aún no, diles que me dejen estar un poco más con los pies en el suelo. Aunque tenga la cabeza en el cielo. Te quiero tanto, tanto,…

5  :

Noelia Sáiz dijo...

Cada persona que te quiere pone 10kg en cada uno de tus pies, bien ancladito en la tierra por si viniera un viento de esos del sur que últimamente nos visita. Y te aseguro que 10kg por cada uno...son muchos kilos eh!

Noelia Sáiz dijo...

Ojalá los besos y los abrazos pesaran. Que dulce carga!

Jorge Miente dijo...

Ojalá, gracias guapa :*

sofya dijo...

Es un texto muy bonito...

Un abrazo Jorge

Fratello dijo...

Siempre le vas a querer, nunca dejará de estar a tu lado. Y siempre que necesites darle un beso y un abrazo, dánoslo a cualquiera de nosotros y piensa en él. Será un honor :)

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr