Carta abierta a un sinvergüenza

La impunidad como forma de vida. Os creéis impunes y es que lo sois. Estáis blindados, podéis mentir, calumniar y engañar, porque aquí no pasa nada, nunca pasa nada.
Dices tu, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que la  Aux. de enfermería mintió. Que seguramente ocultó que hubiera tenido más de 38,6 grados de fiebre en los días previos a su hospitalización.
Lo dices y aquí no pasa nada. Es una vergüenza, es indigno e inmoral. Nada más decir esta barbaridad (sin pruebas de ningún tipo) tendrías que haber pedido perdón y luego dimitir. Sin embargo después de tan infame declaración seguramente te subirías en tu coche oficial e iríais a tu despacho de 90 metros cuadrados. Al mismo tiempo, la Auxiliar de Enfermería que voluntariamente se ofreció para CUIDAR a un enfermo agónico, poniendo en peligro su vida, esta en la cama de un hospital con más  del 50% de posibilidades de no llegar a Noviembre.
No eres digno de mentar su nombre. Eres una vergüenza para la comunidad sanitaria.
Si fueras la mitad de persona que esa Auxiliar hubieras dimitido ya y la vergüenza te haría imposible salir de casa. Pero no lo harás porque estás hecho de otra pasta, de esa pasta maloliente, marronanácea y viscosa que normalmente llamamos mierda.

0  :

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr