Sobre trenes

Mi hijo de quince meses cuando pasa el tren se queda asombrado señalando con su dedo diminuto ese monstruo de acero sobre railes. 
Siempre pienso en la India y en sus niños  y me pregunto si ellos harán lo mismo o si el asombro estará reservado únicamente a la opulencia de Occidente. 

0  :

Publicar un comentario

Escribe lo que quieras, seguro que no es tan absurdo como lo que he escrito yo.

Seguidores

Google+ Followers

Share on Tumblr